Transporte por tierra

¿Cómo se optimizan las rutas de transporte?

Todo transporte terrestre internacional de mercancías requiere diseñar y planificar sus rutas de transporte de manera adecuada para lograr alcanzar la optimización deseada.

Si algo hemos observado en los últimos años es que el sector del transporte internacional de carga terrestre se mueve en un entorno cada vez más competitivo. De ahí que la optimización sea tan importante.

En ETrans somos conscientes de que esta gestión puede suponer cierta complejidad, pues hay que tener en cuenta una serie de factores que pueden alterar las previsiones: el margen de tiempo o las peculiaridades de cada país (restricciones legales, controles aduaneros, impuestos a pagar, condiciones meteorológicas…), por ejemplo.

Planificación y optimización de las rutas de transporte

Cuando hablamos de rutas de transporte nos referimos al trayecto que recorre un vehículo o una flota de vehículos para llevar a cabo una o múltiples tareas, como la distribución de bienes o servicios y/o el transporte de mercancías. En cualquier caso, el fin último de éstas es que la mercancía llegue en perfectas condiciones a manos del cliente.

Ante los posibles hándicaps que se puedan presentar, te recomendamos que, para tu empresa de logística, la cadena de suministros sea analizada y medida con precisión.

 Veamos cuáles son los aspectos clave a seguir:

  • Conoce en profundidad cada detalle de la flota de vehículos, al igual que de los conductores. Es decir, la disponibilidad de ambos, la capacidad de carga, el volumen y las dimensiones físicas de cada vehículo, si el vehículo es válido para mercancías peligrosas o productos perecederos, los permisos de conducir del conductor…
  • Localiza los puntos de origen y de entrega, así como la ruta más eficiente para el vehículo que va a trasladarse.
  • Presta atención a las particularidades de los clientes como el horario de entrega de la mercancía, por ejemplo.
  • Infórmate sobre los datos más relevantes de los productos que se van a transportar: la dimensión, el peso, la temperatura…
  • Notifica al cliente final si han ocurrido incidencias durante el camino.
  • Controla la información sobre el viaje, especialmente la relacionada con los datos de cada vehículo y el tipo de transporte.
  • Programa adecuadamente las cargas. Esto es, optimiza el espacio de carga si hay una sola entrega y, si hay varias entregas, conoce el límite de entregas diarias, los kilómetros recorridos al día y la capacidad de carga fija.
  • Consulta la velocidad en cada tramo. Además de los límites establecidos por ley, ten en cuenta que esta puede variar en función del tipo de carretera.

Beneficios de optimizar las rutas de transporte

Realizar una optimización apropiada de las rutas de transporte puede aportar ventajas a tu empresa. Entre las más importantes destacan:

  • Ahorro en costes logísticos y en tiempo de trabajo. Si las rutas están optimizadas, el vehículo recorrerá menos kilómetros y, por ende, consumirá menos combustible.
  • Clientes más satisfechos. Gracias a la optimización se incrementa la ratio de entrega de pedidos a tiempo. Igualmente, las rutas inteligentes tendrán en cuenta las peticiones especiales de cada cliente.
  • Mejora de la gestión de la flota de vehículos. Aquí se evita el uso de más medios de transporte de los necesarios e, incluso, puede reducirse la flota si es conveniente. 
  • Atención a un mayor número de clientes. Si se reduce el tiempo de entrega de cada pedido, es posible alcanzar más entregas al día. De hecho, puede calcularse cuántos pedidos puede entregar un vehículo a diario. 

En definitiva, la planificación y la optimización de las rutas de transporte desarrolla un papel fundamental dentro de cualquier empresa de logística. Mientras que una mala gestión puede hacer que el producto llegue más tarde de lo previsto o en condiciones no aptas. 

En ETrans, como empresa de transporte terrestre internacional de mercancías nos apoyamos en la tecnología tritón, un dispositivo que nos ayuda a conocer la localización de la carga, la temperatura a la que se encuentra, la posible desviación que haya tenido la ruta o la aparición de posibles roturas.

Ahora ya sabes cómo optimizar tus rutas de transporte y por qué debes hacerlo. Si crees que podemos ayudarte, contáctanos. Somos tu partner logístico de transporte internacional de carga terrestre

¿Cómo se optimizan las rutas de transporte? Leer más »

¿Qué es un operador de transporte multimodal?

¿Qué es un operador de transporte multimodal?

Cuando hablamos de un operador de transporte multimodal (OTM) nos referimos al ente (persona física o jurídica, compañía naviera, transitario especializado…) que se encarga de todo el proceso de desplazamiento de mercancías por medio de diferentes tipos de transporte, además de asumir la responsabilidad total del desarrollo del contrato.

Así pues, es fundamental que se cumpla la condición de haber firmado un único contrato con la empresa logística, a pesar de que el operador de transporte pueda utilizar a posteriori distintos medios para transportar las mercancías. 

En este sentido, será el operador de transporte multimodal quien emita el documento que cubre toda la cadena logística y los diferentes modos de transporte que se utilicen. 

¿En qué consiste el transporte multimodal?

El transporte multimodal se centra en la realización de las labores de logística, bien con carácter nacional o internacional, a través de la utilización de dos o más medios de transporte. 

A diferencia del transporte intermodal de mercancías, se pueden utilizar cargas de diferentes dimensiones. Eso sí, siempre bajo un mismo contrato de transporte. 

Veamos detalladamente cuáles son los tipos de transporte multimodal

    • Terrestre. Suele ser el medio de transporte de mercancías más frecuente para trayectos cortos. Se subdivide en dos modalidades: vehículos de carga pesada o ferrocarriles. 

Normalmente, se utiliza para llevar la carga dentro de una misma ciudad o un mismo país. Aunque, en algunos casos, puede usarse para traslados internacionales entre dos países que comparten la frontera terrestre. 

    • Marítimo. Se considera el medio de transporte de mercancías más utilizado para recorrer largas distancias. De hecho, su uso está bastante extendido por todo el mundo. 

Hay que destacar que también es útil para facilitar el paso de embarcaciones de un océano a otro por medio de la construcción de enormes infraestructuras como el Canal de Panamá, por ejemplo. 

De igual modo, puede ser fluvial. Es decir, se realiza únicamente en ríos navegables. 

Algunos de sus aspectos clave a tener en cuenta son: gran capacidad de carga, contenedores estandarizados, sostenibilidad y eficiencia energética, infraestructura portuaria, regulaciones y seguridad. 

    • Aéreo. Es el transporte de mercancías más costoso en cuanto a economía se refiere. Sin embargo, es el más rápido cuando lo que se necesita es trasladar una carga entre dos puntos geográficos lejanos. 

Aquí, es recomendable contratar un seguro que sirva como garantía frente a los posibles desperfectos que pudieran sufrir las mercancías a lo largo del traslado. 

Funciones de un operador de transporte multimodal

Destacamos las más importantes: 

    • Empacar la mercancía de manera segura y eficiente. 

    • Almacenar la carga en un patio de embarque. 

    • Conducir la mercancía hacia su unidad de carga y depositarla en ella. 

    • Introducir la unidad de carga en el medio de transporte. 

    • Remitir la guía de movilización al transportista. 

    • Asegurar que la carga llegue a su destino. 

    • Prestar el servicio de carga o descarga puerta a puerta, solo si es necesario. 

En definitiva, el operador de transporte multimodal desarrolla un papel importante en las actividades de comercio internacional. 
Si crees que podemos ayudarte con el traslado de tu mercancía, ¡contáctanos! En Easy Trans ofrecemos cualquier modalidad de transporte.

¿Qué es un operador de transporte multimodal? Leer más »

Scroll al inicio