Funciones principales en la logística de almacenamiento

/
Publicado en Logística

Para entender qué es la logística de almacenamiento, es necesario conocer qué son los servicios logísticos en términos generales. Así que, recordemos brevemente este concepto.

Cuando hablamos de logística, nos referimos al proceso que engloba la planificación, la implementación y el control de las operaciones relacionadas con la gestión de la cadena de suministros, es decir, desde la adquisición de las materias primas hasta la entrega del producto final al cliente.

Este proceso logístico va acompañado de un principal objetivo, maximizar la rentabilidad y minimizar los costos con el fin de garantizar la eficiencia y la eficacia de las operaciones.

Dicho esto, profundicemos en la temática.

¿Qué es la logística de almacenamiento?

Como su propio nombre indica, este servicio de logística se focaliza en la gestión de las operaciones de almacenamiento de una empresa, esto es, desde la recepción de los productos hasta su distribución y venta.

En otras palabras, la logística de almacenamiento se encarga de la planificación, la organización y el control de los flujos de materiales y de los productos en un almacén.

Entre sus objetivos destacan:

  • Optimizar el espacio de almacenamiento de manera eficiente para maximizar su capacidad y reducir los costos.
  • Mejorar la gestión de inventarios. O sea, garantizar la disponibilidad de los productos y reducir el riesgo de pérdidas o daños por obsolescencia o vencimiento.
  • Minimizar los tiempos de entrega de los productos. Esta acción permitirá cumplir con los plazos de entrega establecidos y atender las necesidades específicas de cada cliente.
  • Preservar la seguridad de los productos. Como siempre, cumpliendo con las normativas y las regulaciones al respecto y evitando daños, robos o pérdidas.

Al igual que en otros servicios logísticos, estos objetivos buscan la eficiencia, la eficacia y la rentabilidad de las operaciones de almacenamiento de cualquier empresa, contribuyendo a mejorar la cadena de suministros en su conjunto.

Funciones y tipos de la logística de almacenamiento

Aquí, las funciones más comunes de principio a fin:

  • Recepción de la mercancía. Esto es, recibir los productos y los materiales que ingresan al almacén, verificando su calidad y cantidad, y registrando sus datos en el sistema de gestión de inventarios.
  • Almacenamiento de los productos. Requiere eficiencia en su proceso para asegurar que los productos están bien protegidos y en las condiciones adecuadas para su conservación.
  • Gestión de inventarios de los productos almacenados. Implica el registro de las entradas y las salidas de los productos, de la verificación de las existencias y de la elaboración de informes.
  • Preparación de pedidos. Supone verificar los productos solicitados, empacarlos y etiquetar los paquetes para su envío.
  • Distribución de los productos. Ya sea por medio de transporte propio o de terceros. Es importante que lleguen a su destino dentro del periodo de tiempo determinado y en perfectas condiciones.
  • Mantenimiento y seguridad de las instalaciones. Las normas de seguridad y de salud han de cumplirse debidamente.

¿El resultado final? Una operación logística sostenible y rentable en el tiempo.

Por último, pero no por ello menos importante, mencionamos algunos de los tipos de logística de almacenamiento:

  • Logística de almacenamiento tradicional. Es el tipo más común. Se lleva a cabo en instalaciones físicas con la ayuda de estanterías o racks para sacar el máximo partido al espacio.
  • Logística de almacenamiento automatizado. En este caso, se utiliza tecnología avanzada, incluyendo el uso de sistemas de automatización como robots o transportadores, entre otros.
  • Logística de almacenamiento en frío. Se trata de la gestión y el almacenamiento de productos que necesitan que sus temperaturas estén controladas. Estos son algunos alimentos, medicamentos o productos químicos. Para ello, se emplean sistemas de refrigeración y congelación.
  • Logística de almacenamiento de alto volumen. Se centra en el manejo de materiales de construcción, productos agrícolas y maquinaria, por ejemplo. Por supuesto, las instalaciones de almacenamiento son más amplias y los sistemas de transporte son aptos para trasladar cargas pesadas.
  • Logística de almacenamiento externo. No es más que la externalización de las operaciones de almacenamiento a un proveedor de servicios logísticos.

La elección del tipo de logística va a depender de las necesidades específicas de tu empresa. Cuéntanos tu caso y te asesoraremos como una de las empresas de logística en Madrid.

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio